Vivir desde la esencia es posible

Esta web ha nacido con la intención de dar luz al poder que todos tenemos en nuestro interior.Este poder o fuerza interna se le ha dado muchos nombres: Esencia, Potencial, Yo profundo, verdadera Naturaleza, el Ser… y lo tenemos desde que nacimos pero de manera inconsciente nos hemos ido desconectando.
El objetivo es que, poco a poco, lo vayamos recuperando e introduciendo en nuestro día a día para poder vivir despiertos y conectados con la paz interior.
Ahora mismo, conozco tres caminos para conectar con la Esencia.




Meditación


La mente es el principal obstáculo. Hace falta un entrenamiento para aflojar los pensamientos obsesivos que no traen en ninguna parte.

La Meditación es este entrenamiento.

La Meditación es una limpieza interior y, a la vez, nos conecta con la profundidad de nuestro ser.


PRÁCTICAS DE MEDITACIÓN


Procesos lúdicos


El Juego, la Risa y el Baile son herramientas que utilizadas de manera consciente nos ayudan a transformar las inseguridades, el miedo a hacer el ridículo, el fracaso, el sentirse rechazado, el miedo a equivocarse, la comparación, el ‘qué dirán’, la autocrítica, el juicio, la vergüenza… con madurez.

Los talleres lúdicos están destinados a poderte expresar en total libertad y recuperar tu potencial.


PROCESOS LÚDICOS


Expansión de Conciencia


Para tener una mirada más amplia de la vida y encontrar la paz interior.

Para dejar de vivir desde la superficialidad y encontrar un sentido con aquello que te rodea, tanto de las situaciones vividas como de las personas que tienes al lado.

Es darte cuenta que la vida puede ir más allá de las trabas mentales y puede ser vivida plenamente, y con libertad.

CURSO DE EVOLUCIÓN CONSCIENTE


Pensamos mucho la vida pero la vivimos poco.

Pablo d’Ors

La mejor inversión que un ser humano puede hacer en la vida es aquella que un naufragio no le pueda arrebatar: en uno mismo.

Pensamos que resolviendo los problemas conseguiremos la paz, cuando en realidad es abrazando la paz cuando los problemas se disuelven.

Quién mira hacia fuera, sueña. Quién mira hacia adentro, despierta.

C. Jung